chat alicante gratis

Pedir citas en linea famisanar - If you are a middle-aged man looking to who've tried and failed to find the right man offline, internet dating can provide. Asignacion de citas famisanar en linea; Citas famisanar en linea.

Te gusta quedarte en la estación desierta. Un hombre solo en una casa sola. No tiene deseos de encender el fuego.

Holding Descontexto

La escarcha ha empañado las ventanas. Una historia como las que oía en su casa natal.

Jorge Teillier - Cronopios, El Mirador

Un abrazo muy fuerte. Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. La burguesía ha tratado de matar a la poesía, para luego coleccionarla como objeto de lujo. Yo me invito a entrar a la casa del vino cuyas puertas siempre abiertas no sirven para salir.

Cinco poemas. Jorge Teillier | Ginebra Magnolia

Eso fue la felicidad: Me despido de la memoria y me despido de la nostalgia -la sal y el agua de mis días sin objeto-. Que siga por muchos años cantando la Marsellesa el 14 de julio en homenaje a sus padres que llegaron de Burdeos. En las tardes de invierno cuando un sol convaleciente se asoma entre el humo de la ciudad veo a mi padre que va por los caminos ripiados de la Frontera a hablar de la Revolución y el paraíso sobre la tierra en pueblos que parecen guijarros o perdices echadas. Poeta de nombre claro como un guijarro en medio de la corriente reunías palabras que eran pedernales de donde nace un fuego que no es olvidado.

Allí eras profesor rural, el peso del olor del jardín vecino sofocaba la sala de clases como a la sala de clases donde tu padre había sido maestro. Te gustaba hablar con la gente de cara parecida a ollas de greda. Tenías un poeta preferido para cada estación: En la proa de tu barco te asomabas a ver los caminos de tu país de hadas y pantanos, caminos trazados como las líneas de un cuaderno de copia.

Un poema debe ser leído por amigos desconocidos en trenes que siempre se atrasan, o bajo los castaños de las plazas aldeanas. Pocos saben aquí lo que es un poema, pocos han puesto su cara al viento en medio de un trigal; pocos saben lo que es un poeta y cómo debe morir un poeta. Caminamos a la luz de las llamas la intimidad del cuerpo de una persona. Empecé a leer aburrido ese libro y no pude dejar de pensar en ti. Era Virginia Woolf devorando ríos con su mirada azul.

Y camino hacia donde me espera lo ajeno con ruidos de dominó y familias endeudadas que salen a esperar autos recién comprados y oigo lejanas campanas de iglesias de ciudad.

Un campesino me confunde con un maestro primario y me lleva hacia el pueblo conversando sobre la sequía, el precio de los limones y las paltas. Pienso que como Bernard también tengo mi biógrafo. Los tordos vuelan hacia las higueras y las gaviotas "se arrastran, se arrastran, se arrastran". Esta noche duermo bajo un viejo techo, los ratones corren sobre él, como hace mucho tiempo, y el niño que hay en mí renace en mi sueño, aspira de nuevo el olor de los muebles de roble, y mira lleno de miedo hacia la ventana, pues sabe que ninguna estrella resucita.

Pequeña antología

Te gusta llegar a la estación cuando el reloj de pared tictaquea, tictaquea en la oficina del jefe-estación. Te gusta quedarte en la estación desierta cuando no puedes abolir la memoria, como las nubes de vapor los contornos de las locomotoras, y te gusta ver pasar el viento que silba como un vagabundo aburrido de caminar sobre los rieles. Ves de nuevo los pueblos cuyos nombres nunca aprendiste, el pueblo donde querías llegar como el niño el día de su cumpleaños y los viajes de vuelta de vacaciones cuando eras -para los parientes que te esperaban- sólo un alumno fracasado con olor a cerveza.

El jefe-estación juega un solitario.

Teillier Aleph

Veré nuevos rostros Veré nuevos días Seré olvidado Tendré recuerdos Veré salir el sol cuando sale el sol Veré caer la lluvia cuando llueve Me pasearé sin asunto De un lado a otro Aburriré a medio mundo Contando la misma historia Me sentaré a escribir una carta Que no me interesa enviar O a mirar a los niños En los parques de juego. Siempre llegaré al mismo puente A mirar el mismo río Iré a ver películas tontas Abriré los brazos para abrazar el vacío Tomaré vino sí me ofrecen vino Tomaré agua si me ofrecen agua Y me engañaré diciendo: La tarde cuelga frente a su ventana como una raída y sucia bata de combate, y él vuelve a bailotear en el ring, siente ovaciones en la tarde muerta.

Todas las tardes regresan sus admiradores que en la estación se empujan para llevarlo en hombros a la vuelta de su gira triunfal y lo dejan en la primavera del césped de pez—castilla donde —como le prometió a su madre— sueña que ha esquivado —sin despeinarse— los golpes del olvido.

Un hombre solo en una casa sola No tiene deseos de encender el fuego No tiene deseos de dormir o estar despierto Un hombre solo en una casa enferma. La escarcha ha empañado las ventanas Pero a él sólo le importa mirar la apagada chimenea Sólo le gustaría tener una copa que le contara una vieja historia A ese hombre solo en una casa sola. Hoy soy un miembro del Club de los Corazones Solitarios. En la clínica espero, aburrido, el desayuno, Mientras mi compañero de mesa mira el muro recién blanqueado y comenta, riendo, una película de gangsters.

Nunca te envié ni siquiera una postal, y no sé por qué me acuerdo de ti. Debes haberte casado con un profesor primario o un jefe de Correos.

Frase de Jorge Teillier

Vas a la huerta y hablas con tu madre sobre tu padre y sus amigos muertos que hoy deben estar en el cielo jugando brisca rematada, tras dejar como herencia casas a medio morir saltando. Yo no sabía que iba a cumplir cincuenta años sin nadie y por eso te veo mientras espero el desayuno.


  • busco habitacion en alcala de henares;
  • Autores populares!
  • milanuncios contactos mujeres coruna;

Son el tropel de bueyes que tu hermano lleva a la Feria y yo sigo escribiendo versos tontos que debería echar al fuego. A Sergei Esennin Sí, es cierto, gasté mis codos en todos los mesones. Me amaron las doncellas y preferí a las putas.


  1. revista de chicas.
  2. Frase del Día?
  3. Un hombre solo en una casa sola No tiene deseos de encender el.
  4. hombre soltero adoptar niño;
  5. Frases de Jorge Teillier!
  6. Influencias;
  7. single madrid quedada!
  8. Tal vez nunca debiera haber dejado El país de techos de zinc y cercos de madera. Todo lo que se diga de mí es verdadero Y la verdad es que no me importa mucho. Me importa soñar con caminos de barro Y gastar mis codos en todos los mesones. Da lo mismo que las amadas vayan de mano en mano Cuando se gastan los codos en los mesones.

    Tal vez nunca debí salir del pueblo Donde cualquiera puede ser mi amigo.